Abre en México el Foro Social Mundial de las Migraciones en un contexto de crisis humanitaria

06 de Noviembre de 2018

El 8º Foro Social Mundial sobre las Migraciones inició hoy 2 de noviembre en Ciudad de México, hasta el 4 de noviembre. Creado en 2004, el foro se ha celebrado en Filipinas, Ecuador, España, Sudáfrica y Brasil.

Bajo el lema “Migrar, Resistir, Construir y Transformar”, organizaciones de sociedad civil  – colectivos de migrantes, instituciones académicas y personas defensoras de derechos humanos – contemplan “dar una respuesta a la crisis  humanitaria de migrantes y refugiados a nivel global”.

El Foro social mundial representa una oportunidad de articular la sociedad civil y explorar respuestas alternativas, dijo Jan Jarab, Representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), en la inauguración del evento.

Políticas migratorias deshumanizantes 

“La política migratoria de Estado está enfocada en el control de migración sin tomar suficientemente en consideración los derechos humanos de los migrantes y refugiados”, expresó el representante de la ONU-DH, quien llamó a acabar con “políticas cada vez más restrictivas y deshumanizantes” y a respetar los derechos económicos, sociales y culturales de los migrantes.

El Foro se lleva a cabo en un contexto de contingencia, ya que desde que el pasado 13 de octubre miles de hondureños salieron en caravana desde la ciudad de San Pedro Sula, en el norte de Honduras, rumbo a la frontera estadounidense. El presidente de Estados Unidos anunció el envío de 5,000 soldados a la frontera para impedir la entrada de los grupos de migrantes al país.

No es una caravana, es un exodo

“No nos gusta la palabra caravana”, clarificó Jan Jarab. “Tenemos que saber que no es un inicio de un exodo, desde muchos años hubo un exodo más disperso. Pero miles de persones que transitan por México, miles que sufren detención y deportación por parte de las autoridades y victimización por parte del crimen organizado”. 

Según las últimas cifras de UNICEF, son 9300 las personas que cruzaron de Guatemala a México entre el 19 y el 22 de octubre. Según la portavoz de UNICEF, unos 2,000 niños  viajan con la caravana y han estado expuestos a temperaturas muy altas, con acceso limitado a refugios. Algunos ya están enfermos o sufren deshidratación.

La respuesta solidaria viene de la sociedad civil

Jarab destacó que en México “son las organizaciones de la sociedad civil que se han ocupado de la respuesta solidaria de alimentación, salud y condiciones dignas de alojamiento”.

“Esta responsabilidad no puede recaer en la espalda de la sociedad civil. Los Estados tienen que cumplir con sus obligaciones”, insistió el Representante de la ONU-DH.

fuente: ONU Noticias

comments powered by Disqus